Baldemar Romo's Blog

Una forma de ayudar indiscriminadamente al mundo y sin complicarse.

El líder que no era licenciado – Cuanto más profundas sean tus relaciones, más fuerte será tu liderazgo (4/5)

leave a comment »

El principal negocio de los negocios es contactar con personas y añadirles valor. Al ritmo frenético al que trabajamos, es fácil sacrificar las relaciones en favor de los resultados. La empresa es un vehículo para ayudar a otros seres humanos, para implicar a los empleados de tal modo que realicen su potencial y ayuden a los clientes a lograr su máximas aspiraciones.

Cuanto más aportes a todos los elementos de implicados en tu empresa (desde tus compañeros hasta tus clientes), mayor será el éxito financiero de tu empresa y el de tu propia carrera. Si de verdad quieres alcanzar tu más alto potencial en los negocios, deberás tratar a la gente excepcionalmente bien. Desvístete por tus clientes y ayuda a desarrollar las capacidades de tus compañeros.

Parte de tu trabajo consiste en desarrollar la grandeza en personas que ni siquiera han visto grandeza en sí mismas. No tienes que ser gerente para despertar lo mejor en tus compañeros ni para ejercer una magnífica influencia en tu organización. No necesitas ser todo un ejecutivo para tener relaciones estupendas con tus clientes.

Tercer principio básico de la filosofía del Líder sin Cargo (SERVE)

Ser servicial

Haz siempre más de lo que tu salario te exige que hagas. La compensación será siempre proporcional a tu contribución. Ser servicial es un concepto muy simple que se convierte en espectacular si lo practicas de una manera casi automática.

Escuchar

Para crear relaciones de primera clase no sólo deberás ser servicial, sino que tendrás que ser un maestro en comprender a los demás. Y eso se consigue con una de las habilidades de liderazgo más importantes: saber escuchar. Habla menos y escucha más.

Relacionarse

Sal de ahí y conéctate con tus compañeros y tus clientes. Dejarse ver es una acción de increíble valor. Cuando la gente te ve a la cara, existes para ellos. Empiezan a conocerte. Empiezas a gustarles. Y recuerda que la gente hace negocios con las personas que les gustan.

Valorar la diversión

Casi todo el mundo piensa que el trabajo debe ser algo serio. Pero la verdad es que si te diviertes, te implicarás más en lo que estés haciendo. Si te diviertes, tendrás ganas de colaborar más. Cuando la gente se divierte, la energía de toda la organización alcanza niveles cada vez más altos.

Estimar y cuidar

Ser agradable no es ser débil. No confundas amabilidad con debilidad. Los lideres saben equilibrar a la perfección la compasión con el valor. Saben ser sinceros y a la vez firmes. Ayuda a que las personas que hacen negocios contigo logren un éxito enorme. La ley de la reciprocidad está profundamente arraigada en el liderazgo y en la naturaleza humana.

Written by Baldemar Romo

diciembre 27, 2010 a 1:07 am

Publicado en Liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: