Baldemar Romo's Blog

Una forma de ayudar indiscriminadamente al mundo y sin complicarse.

La importancia del compromiso laboral

leave a comment »

El compromiso laboral se define como el vínculo de lealtad por el cual un trabajador decide permanecer en su empresa. El compromiso es como una interfaz de dos vías entre una empresa y un trabajador. La empresa quiere que su trabajador permanezca comprometido con su trabajo dando siempre el extra (o #FUA que está de moda) mientras que al empleado le interesa que la empresa se comprometa retribuyendo su trabajo de manera continua.

El compromiso de los empleados refleja la implicación intelectual y emocional de los mismos con su empresa, así como su contribución personal al éxito de la compañía.

Hoy en día está comprobada la relación entre el compromiso laboral y temas como la eficiencia, la productividad, la seguridad, la calidad en los servicios y lealtad de sus clientes; y en definitiva la rentabilidad de la empresa.

El compromiso afectivo se  refiere  a  la asociación  emocional  de un  empleado  con  la  organización,  de  manera que éste continúa en el empleo porque así lo desea.

Los colaboradores con un alto compromiso afectivo tienden a manifestar una buena predisposición a los cambios organizacionales, se implican en ellos y están dispuestos a trabajar más de lo que está establecido, actitudes que son altamente deseables por gerentes y directores. Por otra parte, diversos estudios han demostrado que el compromiso afectivo de los colaboradores tiende aumentar en la medida en que éstos experimentan mayor autonomía, responsabilidad y significado de su trabajo. Se puede decir que un colaborador que tiene un alto compromiso afectivo es aquel que percibe que conoce hacia dónde va su empresa y en qué medida su trabajo diario repercute en los objetivos organizacionales, tiene una percepción de un trabajo seguro y estable en el futuro, su empresa le faculta para tomar decisiones que repercuten sobre su trabajo diario y, además, siente que su trabajo le llena como persona. Como puede observarse, todo director tiene la capacidad de influir en forma directa sobre estas variables, la receta está dada, sólo falta ponerse a cocinar.

Las compensaciones económicas son muy importantes y siempre lo serán, a final de cuentas para eso trabaja una persona para una empresa. Sin embargo, si no existe un clima laboral donde el colaborador sienta que está creciendo, tanto en lo personal como en lo profesional, si no siente que contribuye como parte de un todo, que comparte la visión comercial de la empresa y de su área, que se siente parte de su equipo y que forma parte de una pequeña comunidad con la cual vive prácticamente la tercera parte de su vida diaria, el dinero no solucionará nada, solamente aplazará un poco lo inevitable.

El dinero es muy importante, de hecho es la forma tangible de recompensar a un colaborador por su trabajo y esfuerzo, pero el dinero no será la solución duradera y conveniente para el empresario. Si ofrece como único motivador a sus colaboradores el dinero, éstos siempre estarán buscando mejores ofertas económicas y cuando las encuentren, se irán sin pensarlo. Créame, con aumentos de sueldo no se soluciona un entorno de trabajo.

Un empleado necesita identificarse con su equipo de trabajo, junto con un buen clima laboral y una equilibrada y justa compensación económica que fortalezcan la sensación de compromiso e implicación para con la empresa. O como dicen en mi rancho “haga que se sienta querido”.

Debe hacer que su equipo se comprometa con una causa, con una misión y una visión empresarial, que cada uno de los colaboradores encuentre un sentido a su desempeño diario independientemente del dinero que pueda reportarle su cargo si es que se lo genera.

Recordemos que la clave de los negocios son las personas, todos somos importantes. Hay una frase que dice : “Una empresa no es más que una iniciativa humana que une a varias personas en torno a un sueño que las anima a expresar sus talentos al máximo”. ¿Capisce?

¡No se olvide de ellas!

¡Buen inicio de semana!

Written by Baldemar Romo

agosto 29, 2011 a 1:16 am

Publicado en Liderazgo

Tagged with

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: